Sus resultados de búsqueda

El arrendamiento de vivienda crecerá este año tras un 2016 de máximos

Publicado por M5Admin en 29 enero, 2017
| 0

El mercado del alquiler cerró el pasado año con una subida de precio media cercana al 7%. En las grandes ciudades y las zonas de mayor demanda el incremento alcanzó los dos dígitos, un repunte que no se veía desde antes de la crisis. Detrás de este incremento, una demanda que se ha multiplicado: el porcentaje de españoles que vive de alquiler en España triplica el de hace diez años, cuando rondaba el 7% de la población total. Ahora supera el 20%.

Pero, ¿qué expectativas trae el sector este año? ¿Ha tocado techo tras un excepcional 2016? Los expertos creen que no, y que además el mercado del alquiler estrena este año con bastante recorrido al alza. En concreto, el sector de la vivienda en alquiler espera un 2017 con crecimiento similar o incluso superior al del ejercicio pasado, que fue el mejor de la última década en cuanto a la evolución de los precios.

En algunos portales inmobiliarios vaticinan subidas de precios de hasta el 10% en las zonas de más demanda. El consenso habla, no obstante, de que es probable que la media no será inferior al 5%. En todo caso el alquiler tiene techo. Llega un momento que aunque los propietarios pretendan aumentar las rentas que esperan el mercado les coloca en la realidad.

Buen balance de 2016…

A cierre de 2016, todas las comunidades menos La Rioja (-3,2%) registran incrementos en el precio de la vivienda en alquiler. Pese a ello, el mercado sigue reflejando una brecha importante entre Comunidades Autónomas. Tres son las regiones que tiran del repunte de precios, con incrementos anuales por encima del 10%. Se trata de Baleares, la comunidad que más sube en 2016, en concreto un 18,5%. Le sigue Cataluña (14,6%) y Madrid (11,1%). En cuarto lugar, la Comunitat Valenciana sube un 8,3%, Murcia un 6,9% y Canarias lo hace un 6,7%. Cifras que distan mucho de los incrementos del 0,6% de Extremadura, el 1% de Galicia o el 1,7% de Castilla-La Mancha.

Respecto al precio por metro cuadrado, Cataluña se posiciona como la comunidad autónoma más cara con un precio de 11,24 euros/m² al mes, seguido de Madrid (10,77 euros/m² al mes), País Vasco (10,52 euros/m² al mes), Baleares (9,61 euros/m² al mes) y Navarra (7,05 euros/m² al mes). En el otro extremo, Extremadura y Castilla-la Mancha, que no superan los 5 euros el metro cuadrado.

…Y optimismo para 2017

Las expectativas son llamativas viniendo de un país con una mentalidad fuertemente compradora donde el mantra de que alquilar es “tirar el dinero” se ha repetido generación tras generación. Con las cifras sobre la mesa, podría deducirse un cambio en los planteamientos, pero lo cierto es que la respuesta al cambio de tendencia es más coyuntural que cultural. Los sueldos bajos, el difícil acceso al crédito y la forzada movilidad geográfica están detrás del repunte del mercado de alquiler, que se alimenta sobre todo de personas jóvenes, menores de 35 años, para las que acceder a una vivienda en propiedad sigue siendo misión imposible.

También han contribuido medidas de flexibilización y fomento del alquiler introducidas en la Ley de Arrendamientos Urbanos en 2013 y el papel de las Socimis, que han contribuido a revitalizar el mercado, sostienen los actores implicados. Y un dato a tener en cuenta. Los buenos datos de 2016 se registraron en un año con diez meses sin Gobierno, lo que implica una parálisis total de propuestas y nuevas medidas.Con el fin del año y la formación de un nuevo ejecutivo, en 2017 se reactivarán las políticas inmobiliarias. De hecho, Íñigo de la Serna, nuevo Ministro de Fomento, ya ha puesto a su equipo a trabajar: en el nuevo año se pondrá en marcha el Plan Estatal de Vivienda (2017-2020), lo que estimulará más el alquiler.

Se suma el atractivo de la vivienda como activo de inversión ante un panorama con expectativas de tipos bajos. “La demanda especulativa empujará a los ahorradores hacia el sector”, señalan desde el servicio de estudios de BBVA Research. Es decir, además del inversor profesional, muchos pequeños ahorradores deciden adquirir una vivienda por su alta rentabilidad que ofrece comprar una casa para ponerla en alquiler. Esto explica tanto el repunte y tensión en mercado de alquiler, como que los precios de alquiler suban a la vez que crecen los de compraventa.

Un tercer factor que empuja al alza los precios es la saturación de algunas zonas con mucha demanda. Lo explica el director del gabinete de estudios de Pisos.com, Manuel Gandarias, en conversación con elEconomista: “En las grandes ciudades ya hay zonas que están saturadas y donde el precio ha tocado techo porque no hay más oferta”. En esos casos, sólo habrá subidas si hay suficiente rotación, explica Gandarias.

Por último, el auge del alquiler temporal para estancias cortas o vacacionales. El aumento de este tipo de arrendamientos en los últimos tres años através de webs y plataformas online ha sido vigoroso y, aunque está pendiente su regularización como alternativa a el clásico hotel o apartamento, su elevada rentabilidad anima a muchos inversores a decantarse por la vivienda para su posterior explotación con este tipo de arrendamiento.

¿Y después que?

Es difícil de prever. Más allá de este 2017 las expectativas son inciertas para el mercado del alquiler. Por un lado, la potencial demanda es enorme, ya que siempre habrá gente joven que se independice y personas que no pueden acceder a la vivienda. Pese a al recuperación del empleo, los salarios precarios y la elevada temporalidad hace inaccesible el crédito para muchos otros. Pero no todos los que alquilan lo hacen por causas mayores.

“Sí ha cambiado la concepción”, explica Gandarias. Hay personas que se decantan por el alquiler porque permite “más movilidad y menos exposición al riesgo”. No obstante, seguimos siendo un país en cierta medida reacio al alquiler, como demuestra la diferencia con otros países de nuestro entorno, donde el porcentaje de ciudadanos que viven de alquiler es del 30 o incluso del 40%.

Fuente: eleconomista.es